Por Kathleen Doheny

Una investigación que involucra a casi 10.000 adultos sugiere que el agua podría ser un arma secreta para la dieta.
“Los que se hidratan de forma inadecuada tienen índices de masa corporal más alto (BMIs) que los que fueron hidratados de forma adecuada”, dijo el líder del estudio, el Dr. Tammy Chang, profesor asistente de medicina familiar de la Universidad de Michigan Medical School.

Además, el estudio también señala que las personas que tomaron poca agua al día tenían un 50 por ciento más alto de probabilidad de obesidad en comparación con los que consumían la cantidad suficiente. Esa relación se mantuvo incluso después de que los investigadores compararan factores como la edad, el género y los ingresos.

“El estudio indica que la hidratación podría impactar en el peso, pero no lo afirma” dijo Connie Diekman, directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington en St. Louis.

“Lo que sí muestra, sin embargo, es que una dieta que incluye más agua, ya sea como bebida o el agua que se encuentra en frutas y verduras, probablemente se asocie con un peso saludable”, dijo Diekman, quien no participó en el estudio “.

https://consumer.healthday.com/vitamins-and-nutrition-information-27/water-consumption-health-news-701/drink-water-stay-slim-712766.html